Noeta

Olga

He decidido dejar de escribir,
ya no quiero ser poeta,
dejaré toda esta intensidad a quien quiera,
como un cometa que siga la estela a la noche entre las telas de estrellas fugaces,
las Perseidas, que se apagan.

Perder mis particularidades,
éstas que me hacen no llegar nunca a ninguna meta,
quemarme en ésta combustión completa.
Os cedo mi nada, mi todo, mis maletas,
el tren esta en marcha cuidado no tropecéis, es un juego de atletas.
Me dedicaré a fumar todos los cartones de tabaco en las fiestas, a ser un recuerdo,
a ser ése del que nadie se dé cuenta, el que pasa desapercibido en las reuniones, el que nunca dice nada de veras.

Voy a ser normal, sin más, sin menos, alguien casual.
Para poder vivir la convencionalidad, la inamovible linealidad.

Tomad mi estela ya no la quiero, no la reconozco, no es mía os la cedo.
Dejo de ser poeta,
a quien quiera y se comprometa a quemar el cielo,
lo haga arder cada noche a lo grande sin miedo.

Dejo de ser poeta, soy sincero, apago ésta máquina del infierno,
para no volver a mirar más a los ojos del fuego,
ésos que cautivan hasta al más cuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s