Pornografía

Atea

Quien renunciaría a la felicidad, en estado puro, en mil formas adaptado, durante horas condensado, quien. Yo no, y no soy débil, no señor, solo tomo lo que es mio, lo que me corresponde, de ti me fío felicidad, me fío. En tus ojos veo el camino, me lleva de la mano y me saca del vacío, sentado hablando de lo impío.

Respirando hondo toda la vida fluye por este cuerpo mio, respiro la felicidad lo digo, en serio, por ésto mataría sin dudar, todo un grado centígrado de intensidad, aumenta mi temperatura en éste lugar. No hay palabras para describirte felicidad, oh, felicidad. Aun poniéndolo en palabras es imposible de explicar, todo ese ritmo, esa verdad incomprensible, es verdad, todas sus virtudes cobran sentido sin dudar.

Respirarte a través de tu aliento, tu carne desnuda es arte, me envuelve, tu saliva me impregna y arde este contenedor lleno de presurizada sangre. Un abrazo constante como un baile, un ritual, no separarse, en unos ojos que atraviesan el espacio, el tiempo, mis pupilas, hasta la luna, hasta marte, dios de la guerra, enséñame tu marca tu enseña, señálame el camino que arde, que suena en mis oídos al pensarte, al tocarte, al besarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s