10424664_828928757119201_1732461086_n

Unir dos puntos, dos puntadas,
dos piezas que en principio aparentemente estaban separadas,
soy costalero, costurero,
coso sin consuelo, todas las palabras en cada retal, cada pieza de este puzzle en el juego.

Primer día de otoño,
hablar de las anécdotas que funden este cuero, curtido en verano,
unir las palabras con un objetivo,
darles sentido, coser anagramas en algo definido,
una prenda, un traje, algo definitivo,
disfraces, envolturas para el día a día.

Tomar tu cuerpo como un cáliz,
un altar, un tamiz para mis penas,
elevarlas a una nueva escena,
la observación.

Este cuerpo es un templo,
basto, eterno,
frágil, incierto.

Es una armadura de titanio,
es una estatua en un santuario,
roca pura tallada en bloque,
despues de terminada no necesita retoques,
solo un envoltorio que lo vuelva tangible,
humano, sensible.

Dame tu cuerpo lacerado, de armas y envistes torturado,
ese cuerpo en hierro forjado,
démosle un velo, una envoltura, un lazo,
un regalo para los mas afortunados.
Este cuerpo casi humano, démosle forma,
ha de ser moldeado, emulando delicadeza,
tapando su gran fuerza,
para hacer de ti un ser animado,
sencillo, que pase desapercibido entre lo mundano.

Démosle una piel, un tejido llano,
que lo vista, que lo esconda,
guardar dentro todo lo profano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s