Continuar escribiendo

image

Hay días en los que te despiertas vacio, no lo digo como algo malo, sino como una sensación de ausencia, de no-algo.

Una sensación de no sentir nada, solo estar, y todo es relativo, tus planes, tus proyectos, tu proyección de futuro, tu visión del pasado, es como si te encontraras en medio del océano, da igual hacia donde nades, todos los destinos parecen iguales, un horizonte en circulo, sin fin.

Y es raro, porque ese mismo estado hace que esta ausencia no te produzca ninguna respuesta emocional mas que la de “todo pasa” y el ya famoso “siempre sales adelante” pero estas ausente, como fuera de ti, expectante y por que no decirlo, con una ligera sensación de desrealización, y encima ni siquiera te provoca el mas mínimo atisbo de ansiedad.

Podrías permanecer en ese estado de forma indefinida, en una especie de estado disociado de la emoción. Dirías que hasta te gustaría, una especie de síndrome de asperger temporal. Pero sabes que no es así, que no puedes quedarte flotando por siempre en medio de esa nada liquida, que como en los sueños, las películas o los videojuegos de repente sin más explicación el guión dará un giro y te sacará de una bofetada de ese plano para situarte en otro totalmente distinto.

Y vuelta a empezar el laberinto, el tobogán, idas venidas simpatías, empatías y algunas asintonías.

Mientras tanto, el impasse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s