​Tres veces

Y ahora son las cosas, que se amontonan, 

una sobre la otra. 

Las observo y no dejan de recordarme que ya no es. Y cada vez es mas grande, esta montaña, de objetos en un sindrome de diogenes que tiene que ser para recordar. 
Porque no fuiste tu, pero tambien, son ya dos, los motivos, los vacios y los argumentos que pueblan esta escena. Vacia. Y todo esta dicho, o no, pero no hay mas que decir. Porque la rueda no comprende de direcciones, solo es rueda, implacable. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s