Privado


Me acuerdo del olor a peras del portal de la casa de Peñíscola cuando fuimos de vacaciones de pequeño.
Me acuerdo de como no entendía que no pudiera esperar a que bajara la marea para bañarme porque allí no había marea, era como decir que no había luna, no tenía sentido.
Me acuerdo del sótano de casa del aitona, las herramientas, el polvo y las telarañas.
Me acuerdo de nadar al otro lado del canal de pequeño, apenas eran 10 metros, siempre pensaba que me ahogaría antes de llegar.
Me acuerdo de nadar, de mayor ya, hacia el otro lado de la bahía, y de como me arrastraba el rio, lo difícil de resistirse a la corriente, y como llegue al otro lado y volví.
Me acordé de las historias que me contaban, de contrabandistas, que traían cosas en txintxorros, pan por ejemplo, y les disparaban desde las garitas.
Me acuerdo del olor a pis y las jeringuillas en uno de los pasadizos de la muralla.
Me acuerdo del agujero que había en la muralla, enfrente del cole y de cómo entrabamos y reptábamos a través de esa especie de túnel hasta arriba, era asfixiante.
Me acuerdo del olor del BAB2 en navidades, olía a tintorería, siempre que huelo a tintorería pienso en Anglet y en navidad.
Me acuerdo que tuve que correr como si no hubiera mañana porque me perseguía un compañero de clase que me quería pegar y agotado tuve que pararme enfrente de una tienda resoplando y asustado, esperando que delante de la gente no se atreviera a pegarme.
Me acuerdo de la profesora de francés, de como fumaba en clase en los recreos y se comía ensaladas que traía en tarros que olían mucho a vinagre.
Me acuerdo de mi primer beso con una chica mayor que yo en el baño de chicas.
Me acuerdo de correr dando vueltas a la cama de mis padres huyendo de nuestro hermano mayor jugando a que era una momia.
Me acuerdo cómo me excitaba con las palabras de contenido sexual del diccionario.
Me acuerdo de la primera vez que me enamoré, no podía soportarlo, dolía demasiado.
Me acuerdo de cuando me fui a estudiar a Bilbo, de la sensación de estar en una película, oscura, peligrosa pero intrigante.
Me acuerdo del guardés de la villa que había enfrente del piso en el que vivíamos de alquiler en la universidad, siempre estaba en la esquina de la villa, frente al campo de tenis, parecía que me observase, aunque yo estuviera dentro de casa y fuera un sexto, era inquietante.
Me acuerdo de la primera vez que me acosté con alguien, al volver a casa me duché y me quede largo rato bajo el agua, tarde dos años en volverlo a hacer.
Me acuerdo de fumar porros antes y entre clases y de como intentaba estar muy atento y seguir la clase haciendo un esfuerzo sobrehumano absurdo.
Me acuerdo de sentirme perdido.
Me acuerdo de como pasaba horas en la videoteca de la universidad.
Me acuerdo de lo enamoradizo que era y que todos mis amores eran absurdos y platónicos.
Me acuerdo de un verano que me quede totalmente colgado y lo pase viendo series de mierda en la tele lamentándome de mi mismo y haciendo ejercicio en la sala de casa.
Me acuerdo de una compañera de piso italiana que se volvió loca con su novio porque en lugar de decirle te amo le decía te quiero.
Me acuerdo del novio de otra compañera de piso que pasaba mas tiempo en casa que ella y me miraba con mala cara, era gilipollas.
Me acuerdo de ir solo a Lisboa sin que nadie supiera nada y pasar las 14 horas de tren preocupado por que alguien me robara la mochila.
Me acuerdo de enamorarme y perder la cabeza.
Me acuerdo en el alfeizar de la ventana con 12 años pensando en tirarme.
Me acuerdo de ver El silencio de los corderos en un cine de pueblo en Done Paleu y que a media película la cinta ardiera.
Me acuerdo de como me estampé contra aquella terraza de aquel bar con el coche, salir a la carretera y de como me gritaban ¡Sal de la carretera!, tenía el maletero lleno de regalos era la noche del 24 de diciembre.
Me acuerdo de cuando lo dejé con una ex pareja y me monto un cristo de campeonato y le tuve que decir que como no se calmara llamaría a la policía.
Me acuerdo del ex de un amigo que me echó de casa porque necesitaba mi habitación para instalar a su iguana.
Me acuerdo de cómo una amiga me invitó a pasar un tiempo en su casa mientras buscaba piso y me confesó que les seguían los Ertzainas y que a mi también me iban a empezar a seguir por una amiga que había sido detenida en Portugal en una furgoneta llena de explosivos.
Me acuerdo cuando en unas vacaciones mi ex y un amigo suyo me dejaron olvidado en un área de servicio en Toulouse en el camino de vuelta a casa, tardaron más de una hora en volver.
Me acuerdo de liarla parda en el museo de la ciencia mientras en una demostración/experimento me vine arriba y decidí modificar ligeramente el experimento utilizando el vacío contra los vidrios que forman la fachada. El cristal de 2X2 metros explotó, me quise morir.
Me acuerdo de las calles de Barcelona de noche, de los vendedores de cerveza a todas horas, la temperatura y sobre todo la humedad en verano.
Me acuerdo de mi hermano enfadándose por todo todo el rato.
Me acuerdo de llorar juntos en su habitación.
Me acuerdo de trabajar en un videoclub y llegar de resaca y sisar helados de la cámara frigorífica. Me acuerdo de las huertas de enfrente de casa del aitona, los barriles de metal de Castrol que funcionaban como pozos.
Me acuerdo de enamorarme locamente y sentir que no podía más, estar totalmente embriagado, de su olor, de su piel, de su pelo, de su respiración, que me superara, sentirme muy pequeño, que me pareciera un mundo y encontrarme totalmente indefenso.
Me acuerdo de mi abuelo hablándonos de Alien y mezclarlo con Mary Poppins.
Me acuerdo de mi abuelo a punto de morir, con problemas de corazón y con retención de líquidos, el agua le supuraba por la piel y cuando se tumbaba se ahogaba porque decía que el agua le llegaba a los pulmones y no podía respirar.
Me acuerdo trabajando en la biblioteca de Alderdi Eder, de los indigentes, personajes y gentes particulares que se presentaban.
Me acuerdo del sonido del puerto, es sutil pero se identifica fácilmente.
Me acuerdo de ir a las pozas de Arnedillo una vez nevado, de noche y mirar las estrellas bajo la nieve.
Me acuerdo trabajar en un banco y tener una compañera de trabajo psicópata que me gritaba me insultaba y me hacia la vida imposible.
Me acuerdo de la luz en Lisboa, es distinta, tiene otro color, es más luminosa.
Me acuerdo de hacer footing de noche por la playa porque me daba vergüenza hacerlo de día y me viesen, todavía no sabia correr.
Me acuerdo de perder un avión en Paris con una amiga por su culpa y que se pusiera a llorar, acabamos cogiendo un tren para volver.
Me acuerdo de todas las veces que me he dicho, te quiero, esta vez sí, y ha resultado que no.
Me acuerdo de sentirme la persona mas feliz del mundo tomando café en su casa.
Me acuerdo de tener una discusión brutal con mi hermano, que haya estado apunto de pegarme.
Me acuerdo de cenar lentejas la víspera de navidad solo en casa y comer arroz el día de navidad.
Me acuerdo de pasar una noche vieja en Sevilla con alguien que decidió enfadarse y quedarse en la cama, cómo salí a comprar comida y champagne para poder hacer de esa situación algo potable y acabamos en la habitación del hotel cambiando de año de una forma algo triste.
Me acuerdo de una mujer que vino al trabajo y se puso a llorar, cómo me pidió un abrazo que era lo que necesitaba en ese momento y lo hice, sin conocerla de nada.
Me acuerdo de cambiar de casa con la inocente esperanza de no volver a ver a alguien (aunque en el fondo estaba deseando que nos volviéramos a ver).
Me acuerdo de la hija de una amiga, es raro pensar como pasa el tiempo, siempre me han parecido intrigantes los niños, es un misterio lo que pasa por sus cabezas.
Me acuerdo de un tío en una sala de cine que se puso a hablar por teléfono a grito pelado y tuve que acercarme a pedirle que colgara.
Me acuerdo de tener que esconderme detrás de la puerta cuando entró la hermana de mi anterior relación, porque era secreto, no pude salir hasta que la despachó.
Me acuerdo, de pequeño, entrar en coches ajenos en el garaje comunitario y robar monedas de los coches.
Me acuerdo de leer una pintada de contenido político que había de camino a casa de mis aitonas y tardar una eternidad en entender el contenido.
Me acuerdo de una vez que unos chavales nos pegaron porque sí a una amiga y a mi y de como tuvimos que subir a urgencias a que nos pusieran puntos.
Me acuerdo de encontrarme con el padre de ella y abrazarme por haberla defendido y ponerse a llorar, cuando yo no había conseguido impedir nada.
Me acuerdo de un compañero de piso que nos duró un mes, lo bautizamos Casper, era un fantasma, no se le veía el pelo, pero tampoco pagaba y su habitación era digna de premio al mejor Diógenes. Me acuerdo de pequeño, de como contenía la respiración cada vez que me cruzaba con alguien que no me gustaba, pensaba que al respirar a su paso me llevaba algo suyo.
Me acuerdo de quedarme sin gasolina en medio de la carretera y tener que ir corriendo a una gasolinera para llenar una botella de agua vacía con gasolina, y de como el gasolinero me decía que eso no era legal, que mejor llamara a la grúa.
Me acuerdo de perderme de pequeño en la nieve con mi hermano y dos amigos fuera de pistas y pensar que nos íbamos a quedar allí para siempre.
Me acuerdo de conocer un verano, de pequeño en Segnose, a una familia de franceses que nos invitaban a agua con jarabe de menta y después cagábamos verde.
Me acuerdo un verano de mayor ya, en las landas, y echar un polvo entre los arboles, y acabar con las piernas llenas de picaduras.
Me acuerdo de pequeño y del otoño, siempre lo recuerdo como una sensación de los pies mojados y destemple.
Me acuerdo del verano, y de la primavera, todo es luz, y tiempo, y nunca se acaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s